top of page

No olvides el inglés con estas actividades divertidas.

Si sabes mucho o poco de inglés, pero no lo practicas demasiado ¡Este artículo es para ti! Te contaremos algunas formas dinámicas para lograr una rutina fácil y sencilla que te ayude a retener el idioma.



Los idiomas aprendidos pueden olvidarse. Esto es un hecho que no podemos ignorar, aunque sí se puede evitar. Quizá tomaste un curso intensivo de inglés o tal vez en una etapa de tu vida conviviste con nativos que te hacían usar tu habilidad en el idioma para comunicarte. Sin embargo, pasando este tiempo se deja de emplear, pues ya no ha sido necesario o simplemente nos olvidamos de ser constantes hasta terminar de nuevo en el primer escalón de nivel al que tanto nos costó llegar desde un inicio hablando un espanglish que nadie quiere.


Bueno, ¡ya no debes preocuparte! Para mantener tu nivel y no tener que estar desde la primera casilla vamos a contarte brevemente sobre Ziad Fazah. Él es un instructor de idiomas que ha aprendido más de 50 idiomas y estuvo en el Guiness record. Esta persona ha recomendado dedicar al menos 30 min al día para escribir y 15 minutos para leer en voz alta en el idioma escogido (en este caso el inglés).


¡Mantén la calma! Esto podemos hacerlo divertido. Del punto anterior, te daremos 3 alternativas para hacer de esa tarea mucho más ligera.


1. Escribe diálogos de una serie o película que te guste.


Esta actividad es excelente para practicar la escritura (writing). Nada mejor que estudiar mientras estamos tendidos en el sofá, ¿verdad? Pero prepárate para poner al máximo tu atención e instinto porque vas a pausar la serie (o peli) en cualquier momento. ¿Por qué? Verás la serie en inglés y tan pronto entiendas una frase, vas a parar la serie y escribirás lo que acabas de escuchar. Luego, activa los subtítulos para confirmar tu respuesta. Esto no solo te ayudará para aprender nuevas expresiones, sino vocabulario de un contexto en específico.


2. Traduce tus canciones favoritas.


¿Alguna vez te ha pasado que escuchas una canción aparentemente alegre por su música, pero su letra es triste? Esto es lo que hace divertida a esta actividad. ¡Rétate a adivinar de qué trata una canción! La mecánica es simple: primero escucha la canción original con el vídeo sin subtítulos y trata de entender el vídeo y la mayor cantidad de palabras que puedas e infiere de qué trata. Al final de la rolita, ponla de nuevo con su letra y comienza a traducir, después comprueba si estabas en lo correcto la primera vez que la escuchaste.


Nota: si tu inglés es más básico, puedes tomar palabras de la letra de la canción que te parezcan interesantes e indagar su significado, así podrás aprender más vocabulario. Luego, al juntarlas todas, define qué tienen en común sus palabras y clasifica el tipo de canción que es (alegre, triste, motivadora, sobre un perro, etc.).


3. Aprende curiosidades.


Esta es una gran idea para aquellos amantes de la lectura o el conocimiento. Te recomendamos los vídeos de TEDx talks (para nivel intermedio o avanzado) y lecturas cortas para aquellos que se van introduciendo en el idioma (para esto puedes utilizar blogs o cómics).

49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page