top of page

¡Jugar para aprender!


Jugar… ¿Cuándo fue la última vez que jugaste? Quizá para muchos será cuando aún eran niños. A muchos nos remontará a aquella época donde jugábamos ‘las traes”, “el lobo” o “congelados”. El juego por sí mismo ofrece diversos aspectos que permiten desarrollar habilidades físicas y del pensamiento.


El juego representa una actividad esencial en el desarrollo infantil. Para Piaget representaba un potenciador cognitivo. Esto quiere decir que la estructura mental y la actividad lúdica están estrechamente relacionados.


Es cierto que el juego se relaciona directamente con los niños pero sigue teniendo múltiples beneficios en nuestra etapa adulta. Y en cuanto al aprendizaje, se convertirá en una poderosa arma que te facilitará la retención y procesamiento de la información. Dicho en otras palabras, el juego te ayudará a aprender mejor. El juego brinda estructura, nos impulsa a seguir reglas. A través de él, moldeamos el espíritu de competencia. Crea un ambiente donde las emociones están al tope creando momentos significativos para el aprendizaje.


Se nos asegura que jugar con el lenguaje es aprender a disfrutarlo (San Adrián, R. P. 2001). Aprender la dinámica de un juego contribuye a la educación intelectual, moral y social. Ten por seguro que cuando tu profesor te proponga algún juego, por más sencillo que sea, está brindándote la oportunidad de adquirir o clarificar la información al mismo tiempo que te diviertes o retas tus habilidades. El juego al aprender inglés o alguna otra lengua, te permitirá adquirir y practicar vocabulario, mejorará tu experiencia y te motivará.


De adulto a adulto… no tengas miedo a jugar. Verás que será algo provechoso para ti. El juego no se reduce solamente a una experiencia en un patio o espacio abierto, hemos descubierto que el juego trasciende y ofrece toda una experiencia en plataformas digitales. Te invito a que la próxima vez que tu profesor te proponga un juego, des lo mejor de ti. No te estará proponiendo una actividad para perder el tiempo, muy por el contrario. Ahora sabes que tiene toda una intención didáctica que no busca más que algo beneficioso para tu aprendizaje.

By:

Luis Enrique Guzmán Nolasco

Source:

Rodríguez, E. J. (2006). La Importancia del Juego. Investigación y Educación, 9-10.


San Adrián, R. P. (2001). Enseñanza-aprendizaje de lenguas: el juego,¿ un método nuevo?. Revista de Psicodidáctica.

62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page